Café Don Pedro debe sus orígenes y conocimiento a una inquietud que hace más de 20 años rondaba en las mentes y corazones de Don Pedro de Narváez y su esposa María Fanny Espinoza «Por qué en Colombia tenemos que consumir un café de tan pobre calidad, si nuestra tierra produce el mejor café suave del mundo?»

En Café Don Pedro procesamos el café colombiano desde su esmerada selección en grano verde, pasando por un tostado altamente tecnificado hasta ofrecerlo en variadas bebidas frías o calientes, o por libras molido o en grano, previamente congelado para la conveniente conservación de su sabor y aroma.

Por el esmerado interés en el manejo operativo descrito y nuestra atención al cliente, es por lo que al consumir Café Don Pedro se disfruta de un placer incomparable.